Los micro-cuentos como ejercicio de publicidad.

No muchos saben que es un Micro-cuento. Y es que no son muy comunes, pero esto no les quita su belleza.

También llamado  microrelarto, minicuento, hiperbreves, minificción… Y este último, dado que se acostumbra que los micro-cuentos tengan un toque desde la más pura fantasía, hasta la más ingeniosa ficción.

Espero sepan la diferencia entre fantasía y ciencia ficción. Si la duda es mucha, vayan a buscarlo. Si no, ya hablaremos de ello después. Porque lo otro importante, es que también he agregado en el titulo “publicidad”.  ¿Qué tiene que ver un micro-cuento con la publicidad? Bueno, creo que antes que nada, debo de seguir un orden y explicar que es un micro-cuento,

Dícese de un género literario característico por introducirnos a una historia en una muy corta extensión.

Muy bien, imagino que necesitamos un ejemplo. Y para ello, un clásico que tal vez hemos escuchaod en la escuela como el cuento más corto (en español) con solo 7 palabras.

El dinosaurio.
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba ahí.
-Augusto Monterroso

Recuerdo la primera vez que lo escuché y todas las imágenes que vinieron a mi mente en ese momento.

Este cuento, ha sido piedra de estudio por muchas personas. Y se le llama el minicuento por excelencia.
El cuento en sí, no nos dice mucho, no nos informa mucho, pero si nos llena de preguntas. Desde ¿quién despertó? hasta ¿por qué el dinosaurio estaba ahí?
De niño me imaginé toda una historia sobre viajes en el tiempo, dinosaurios de juguete con vida y fósiles que andaban sobre la tierra y cosas así que eran (y son) un deleite para mí. Algunos piensan que el hombre es el que despierta en su razonamiento, pero cuando lo hace se da cuenta que el dinosaurio, su parte instintiva, animal; aún está ahí. Y otros, los más pobres de imaginación, dicen que no significa nada.

La característica principal, aparte de su tamaño, es que un minicuento debe introducirte a una historia y llenarte de ideas, de emociones, de preguntas. No hay tiempo para explicar, o mejor dicho, no es necesario. Solo nos hacen saber algo, y con eso es suficiente.

Los microcuentos, son un ejercicio muy recomendable para nuestra creatividad. Tanto leerlos como crearlos. Y por eso les compartiré algunos de mis favoritos.

La última cena.
El conde me ha invitado a su castillo. Naturalmente yo llevaré la bebida.
-Angel García Galiano

“Knock”
El último hombre sobre la tierra estaba sentado solo en una habitación. Llaman a la puerta.
-Frederic Brown

Todos tuvieron miedo.
Todos tuvieron miedo, pero no de la estatua; que también se volteó para no ver.
-Angel David Martinez

Ese último es mío. (disfruto mucho escribiendo microficción).

Pero volvamos a lo primero. ¿Qué tiene que ver esto con la publicidad?

Los microcuentos son ingeniosos, audaces. Son un golpe de creatividad, de inspiración. Y comparten cualidades con la publicidad. Pero entre varias cosas, la capacidad de síntesis es esencial, y no solo en la publicidad.

El microcuento parece una simple frase sacada de la mitad de una historia. Podría ser cierto, pero no puede ser cualquier frase. Si tomas la frase incorrecta, solo tendrás información aburrida. Si les digo ” un hombre viajó en el tiempo”, suena al inicio de una historia, pero nada más. Es interesante, pero no lo suficiente.  “…y el dinosaurio todavía estaba ahí”, me hace pensar que viajó en el tiempo, y mucho más.

A veces se nos ocurre toda una historia, pero también a veces la publicidad tiene que ser reducida a solo una imagen en un parabus, a veces son segundos en televisión.  En 7 palabras, Monterroso encerró un mundo de historias, Ernest Hemingway lo hizo en solo 6.

Así, las grandes campañas nos encierran una marca en 3 palabras “Just do it”.
Pueden hacer cientos de imágenes y comerciales, pero todo lo sigue encerrando 3 palabras. Y así ya no parecen cosas tan distintas la publicidad y las micro-cuentos.

Escribir micro-cuentos es un muy buen ejercicio creativo, y no solo para publicistas. Si se les ocurre uno, sería genial que lo dejaran en los comentarios, así como sus ideas y comentarios.

Imaginación larga y próspera para ustedes.